Chaga, el hongo del frio

EL hongo Chaga, Inonotus obliquus, es un hongo parásito de ciertas especies de árboles que crece en bosques de clima muy frio. Es precisamente el Chaga recolectado en la Tundra siberiana el que presenta una mayor concentración de principios activos. Esto es debido a que los principios activos son mayores en los ejemplares que crecen en condiciones de frío extremo como es la región de Siberia

Si quieres aprender más sobre hongos y setas medicinales puedes visitar otras entradas de nuestro blog dedicadas a otras setas medicinales como Reishi, Cordyceps, Maitake, …

Quieres aprender más acerca de las setas medicinales? Te recomendamos este libro

Este hongo crece en diversas especies de árboles, sin embargo, hay indicios de que las muestras recolectadas de abedules en otoño o primavera son las más curativas.

El legendario hongo chaga se ha utilizado durante siglos en Siberia para el tratamiento de enfermedades graves del tubo digestivo. Es conocido como tónico, sirve para limpiar la sangre, tratar la tuberculosis y las enfermedades cardiacas, y ha sido un elemento habitual de la medicina rusa durante siglos.

Otros componentes importantes de Chaga I.obliquus son polisacáridos (beta-D-glucanos), saponinas, sesquiterpenos y esteroles. Su alto contenido fenólico da excepcionales propiedades antioxidantes. También un complejo de melanina (complejos cromogénicos) ha sido identificado con propiedades antioxidantes y genoprotectoras.

chaga3

Beneficios del hongo Chaga para la Salud

El Chaga constituye un gran medio para tratar todas las enfermedades del aparato digestivo, tales como úlceras e inflamaciones del estómago (gastritis) y duodeno. Además, es adecuado para el tratamiento de adenoides en el estómago e intestinos. Se puede sacar provecho del efecto rehabilitador sobre el aparato digestivo durante el tratamiento de enfermedades alérgicas de la piel como eccema y psoriasis.

Además de todo esto, el uso de este hongo refuerza las defensas generales ante las infecciones y fomenta la estimulación metabólica. Satisface el hambre, disipa el cansancio y mejora el rendimiento. Asimismo, se utiliza en el tratamiento del síndrome de fatiga crónica (SFC), ya que tiene un efecto inmunoestimulante.

El primer indicio científico de los efectos antivíricos de este hongo lo dio Kahlos et al. en 1996. En este estudio, el extracto de la capa exterior de color negro del hongo fueron capaces de reprimir el virus de la gripe en un 100%. Shibnev V. A. et al. pudo constatar un efecto inhibidor del extracto acuoso del hongo sobre el virus de la hepatitis C en cultivos celulares. Internamente, es útil para las enfermedades inflamatorias del hígado y del bazo, así como enfermedades del sistema linfático. Park Y.M. et al. constató las cualidades antiinflamatorias y analgésicas del hongo en 2005.

El campo de uso más importante del hongo es, sin embargo, su uso en el tratamiento de cánceres (cáncer de pulmón, cáncer de piel), centrándose en particular en el del tubo digestivo y el de los glóbulos blancos (linfoma de Hodgkin). Mejora la salud general de los pacientes, por ejemplo, después de la extirpación quirúrgica de un tumor, y alivia los efectos secundarios de una quimioterapia convencional.

Chaga mushroom. A medicinal drink and chopped into pieces Chaga

Mientras tanto, hay toda una serie de estudios científicos sobre células cancerosas que revelan las propiedades anticancerígenas del hongo y sus extractos.

El hongo chaga no es tóxico en un amplio intervalo de dosis y por lo general se tolera bien. SI estas interesado en comprar chaga, comprar extracto de chaga o cualquier otro producto elaborado con este hongo medicinal puedes hacerlo aquí

Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales

 

Related posts